viernes, 24 de septiembre de 2010

Adoración con revelación

Adoración Bajo revelación es lo que nos conecta con Dios y su gloria. Hasta hoy en día muchos hemos adorado por imposición y no por revelación, porque cada uno adora a Dios conforme a la revelación que tiene de El, pero hoy Dios se quiere revelar a un nivel superior. La mujer que quebró su frasco adoró bajo revelación en cuanto el fariseo únicamente buscaba un beneficio personal y honró a Jesús por religiosidad, rutina, porque los demás lo hacían así, pero no porque se le había revelado que el era el Cristo.
En cambio la mujer adoró y dió por revelación, porque cuando hay revelación no te importa lo que los demás puedan pensar, opinar o decir, se quiebran los prejuicios y puede salir el perfume de tu interior y llenar toda la atmósfera. Tenemos que aprender a adorar a Dios no por lo que nos da, sino por quien es El , adorar sin esperar nada a cambio. Adoradores es lo que Dios está buscando, no gente interesada únicamente en sacar provecho de Dios, sino de amarlo, honrarlo y adorarlo por que es Dios y es digno de toda gloria y Honra. Adoración es quebrar el frasco y que no quede nada guardado que todo quede expuesto ante el Rey, ni aun tu pecado te puede privar de adorar a Dios porque tenemos libre acceso, sino ésta mujer no hubiese podido adorar y honrar a Jesús, por su condición, muchas veces el enemigo nos acusa y nos quiere hacer sentir que no podemos adorar al rey, pero el te dice quiebra todo deja que salga todo lo que hay adentro guardado, todo lo que tu vida puede expresar para él. Tu verdadera adoración no es la que haces en el templo, sino la que realizas cuando nadie te ve, la adoración no fluye en un lugar, sino que fluye desde tu interior, estonces cuando no se te revela esto, imitas, es por religiosidad, por imposición. Adoradores en espíritu son los que manifiestan la naturaleza de Dios y de verdad son los que manifiestan la palabra de Dios. Adoración es lo que te conecta con el propósito, Abraham no fue Adorar y a ofrecer lo que mas amaba, sino que fue a adorar porque el priorizaba y entendía propósito y sabía que la adoración provocaría que el propósito de Dios siga vigente para El, el amaba mas a Dios no al muchacho. Abraham aprendió a adorar a la manera de Dios, esto es tremendo, porque mucho tiempo hemos adorado a nuestra manera pero no a la manera de Dios, como el quiere y demanda de nosotros. Tenemos que saber que no necesito sentir algo externo para adorar, sino que tiene que brotar desde adentro de mi interior, mi espíritu. El se hará presente y se manifestará cuando el quiera y como quiera, El es soberano.
Adoración no se enseña, sino que se experimenta, es mi experiencia con el a su manera, conforme yo lo conozco a El. Adoración es amor incondicional, es dar, es entregarse como Cristo se entregó, no puedo decir que adoro a Dios porque levanto mis manos y canto una canción lenta y no estoy dispuesto a entregarme por el a darle lo que me pida. El secreto de una vida 100% victoriosa es adoración 100% todos los días pase lo que pase, esto produce cielos abiertos a mi favor. Si quieren victoria contínua, renombre, bendición, prosperidad y unción, Adoración es el camino. (David lo entendió) Cuando adoramos provocamos que los cielos se abran, lo sobrenatural se active, la jurisdicción se amplíe por una mayor revelación concedida, que el Reino se establezca transformando las circunstancias de tiempo, de lugar y de persona, provocando que el ambiente sea saturado de la gloria de Dios y lo eterno tome lugar en medio de lo pasajero. En la medida que adquirimos conciencia de la magnitud de los efectos de la adoración y nos volquemos llenos de pasión a establecerla veremos una manifestación más constante de los cielos abiertos y de la gloria revelada de nuestro Padre. “a mayor adoración, mayor gloria”“a mayor gloria, mayor dominio” Tu Adoración te hace productivo. Perdón es el fruto de la adoración.Tu adoración puede parar el latido de su corazón. Tu adoración puede hacer captar la atención de Dios. Tu adoración puede hacer que Dios haga una pausa en su Eternidad para mirarte, para escucharte, Para hablarte, para bendecirte.
Que Dios te Bendiga
Guillermo Orellana

No hay comentarios: