martes, 20 de abril de 2010

Descubriendo la Voluntad de Dios

Dios tiene un plan maravilloso para su vida. Este plan está directamente conectado con su voluntad perfecta.
Descubrir su voluntad perfecta sucede progresivamente al aprender a escuchar la voz de Dios. Hay algunas verdades fundamentales acerca de la voluntad de Dios:
1. La voluntad de Dios está fundada en Cristo
Para conocer la voluntad perfecta de Dios para su vida, usted tiene que estar en fé. Tiene que ser un creyente:
" Dad gracias a Dios en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús " ( 1a. Tes. 5:18 ). Usted no puede conocer la voluntad perfecta de Dios sin conocer a Cristo.
2. La voluntad de Dios siempre es buena.
¡ Si no es bueno, no es de Dios!. Aunque cosas malas le suceden a gente buena en el plano natural, en el plano espiritual, la voluntad de Dios siempre es buena. La Biblia dice, " No os conformeís a éste siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobeís cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta" ( Romanos 12:2 ). Cuando Dios está involucrado, usted puede estar en el medio de un problema y aun tener paz total.
Usted puede pasar por una tormenta, y sin embargo estar en calma. Si hay alguna presencia malévola u opresión demoníaca, no es bueno y no es Dios. Sino hay paz no es de Dios.
3. La voluntad de Dios hay que buscarla.
Usted y yo no descubriremos la voluntad de Dios a menos que la busquemos. Se nos ordena conocer la voluntad de Dios, porque la Palabra de Dios advierte, " Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos, de cuál sea la voluntad del Señor " ( Efesios 5:17 ).
La voluntad de Dios se hace clara para nosotros a medida que maduramos en los caminos del Espíritu. Cuanto más leamos la Palabra y pasemos tiempo en oración buscando la voluntad de Dios, más responde Dios.
La madurez espiritual también nos ayuda a reconocer cuando no nos está hablando Dios. Jesús pone esto muy en claro al declarar " Mis ovejas oyen mi voz" ( Juan 10:27 ). En otras palabras, está diciendo que así como las ovejas reconocen la voz del pastor, los verdaderos creyentes están
sintonizados con la voz de Dios. Esto llega a ser cada vez más cierto para quienes han sido cristianos por mucho tiempo. Cuanto más tiempo haya sido usted cristiano, más acostumbrado está a los caminos de Dios. Un conocimiento elevado de la palabra y una familiaridad creciente de la voz de Dios le permite reconocer más prontamente la guía de Dios.
Aún más, a través del tiempo, uno aprende que para oír mejor la voz de Dios y discernir su voluntad para la vida, se requiere de algo más que una comunicación casual en medio del paso frenético de la vida diaria. En las palabras familiares del Salmo 23: 1-2 " Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará " . Es difícil escuchar la voz de Dios en medio de una tormenta, de modo que debemos estar atentos a la dirección del salmista de " estad quietos, y conoced " ( Salmo 46: 10 ).
Debemos encontar tiempo para estar solos con Dios y acallar nuestro corazón para escuchar mejor. Entonces, a medida que continuamos en su Presencia, escucharemos mejor su quieta voz.

No hay comentarios: