miércoles, 23 de junio de 2010

Dios sigue creyendo en tí

Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida” Isaías 43: 4 Que momentos más duros los que estas experimentando, por alguna extraña razón todo el panorama ha cambiado, tus fuerzas poco a poco se van acabando y sientes que no podrás más. Tu deseo de seguir adelante esta allí, escondido por algún lugar, tu mente se rehúsa a creer más en ti, hay muchas personas para las que eres un derrotado, tu mismos amigos y quizá familia no creen más en ti. Y es que los errores que quizá has cometido te han llevado a reflejar una mal imagen delante de las personas, pero estoy seguro que tu corazón arde de amor por Dios y por que quieres salir adelante. Pero también entra en acción nuestro enemigo, aquel que es un acusador por excelencia, aquel que su trabajo es decir toda clase de mentiras, porque es el padre de la mentira, viene sutilmente a susurrar a tu oído frases que quieren hacerte perder toda la confianza que tenías en salir adelante de esta. Hay una lucha en ti, por una parte sabes bien que está muy difícil reponerte de esta, tu autoestima está por el suelo, has perdido tu identidad en Dios y te has dejado llevar por lo que los demás piensan de ti, sin meditar en lo que Dios realmente piensa de ti. Y es que a veces se nos olvida que el concepto que Dios tiene de nosotros es muy distinto al que cualquier otro puede tener o aun al que nosotros mismos tenemos. Dios si cree en ti, el sabe de lo que eres capaz, no te escogió para ser un derrotado, no te llamo para que retrocedieras, no te puso nombre “Mío eres tú” por simple pasatiempo, al contrario, El sabía muy bien que en sus manos puedes ser un arma poderosa, que bajo sus alas ibas a estar seguro y que sobre todo el levantaría tu cabeza para hacerte más que victorioso. Cuando El te llamo jamás vio en ti tus imperfecciones, tus debilidades o tus pecados, no, porque Dios no ve lo que nosotros vemos, Dios ve más allá de lo que nuestros ojos son capaces de ver. El vio en ti algo bueno y es que Dios jamás te llamaría si no supiera que tu tiene el potencial necesario para enrolarte en las filas de su ejército. Dios vio en ti cada cualidad preciosa que ni tú mismo sabias que tenias, Dios vio en ti cada una de las áreas en las que tú le servirías y serias de bendición. DIOS SIGUE CREYENDO EN TI como desde el primer día que te vio y te llamó, El jamás ha cambiado su parecer hacia ti, El te sigue viendo como aquel hombre o aquella mujer con virtudes, talentos y dones preciosos, porque El está forjando una obra preciosa en ti. Y es que aunque te cueste trabajo comprenderlo, Dios te sigue amando, nunca te ha dejado de amar, a lo mejor no ha estado de acuerdo de cómo has permitido que el enemigo te engañe, pero eso no significa que no te siga amando, El te ama, y sigue teniendo los mismos planes que un día trazó para tu vida, solo está esperando que no te rindas, que te levantes y vuelvas a luchar porque El que comenzó la buena obra en ti, será Fiel en completarla. ¡Dios cree en tí!Dios te bendiga.

No hay comentarios: